Como reclamar una deuda

Una de las consultas más comunes en un despacho de abogados consiste en informarse de qué manera se puede reclamar la cantidad de dinero que una persona debe a otra. Antes de explicar cuáles son los cauces habituales para realizar este tipo de reclamaciones hay que advertir que deben existir una serie de requisitos para que una reclamación de este tipo pueda prosperar. En primer lugar, debe existir cualquier rastro documental que determine de manera clara y sin género de dudas los datos de la persona que presta el dinero (prestamista) y los datos de la persona a la que le prestan el dinero (prestatario) además debe quedar especificado cantidad prestada, cuando habrá que devolverla y en qué condiciones, esto afecta sobre todo a los prestamos entre particulares que muchas veces no se formaliza ningún papel y se dan cuenta luego que no pueden recuperar el dinero prestado. En segundo lugar, hay que tener en cuenta el plazo de prescripción de la deuda, es decir, cuanto tiempo tengo para solicitar a los tribunales que me deben dinero. Gracias a la Ley 42/2015, de 30 de octubre se determina que el plazo es de 5 años  por lo que si se supera esa línea el prestamista pierde los derechos para poder reclamar judicialmente.

Las vías por las que se puede reclamar una deuda son dos Proceso monitorio y Demanda de juicio declarativo por Reclamación de Cantidad.  El Procedimiento Monitorio es la vía más común de para realizar este tipo de acciones que comienza con una “Petición inicial de monitorio” Que no es más que señalar al Juzgado los datos del acreedor, los datos del deudor y presentar un documento fehaciente de que existe dicha deuda. Según el artículo 812 de la Ley de Enjuiciamiento Civil para poder solicitar una deuda por este procedimiento esta debe ser “Liquida, determinada, vencida y Exigible” y estar recogida en un documento de pago como puede ser un contrato o una factura. Una vez presentada la petición inicial (que no tiene por qué ser presentada con abogado y procurador), si cumple todos los requisitos legales se da traslado a la parte deudora para que en el plazo de 10 días decida si se opone a la misma alegando cualquier motivo objetivo de porque no tiene que pagar, o por el contrario si se allana o no contesta se considerara firme y el acreedor dispondrá de un título para poder solicitar que se embarguen los bienes del deudor. Si el deudor se opone con motivos relevantes el monitorio concluye y deriva en un procedimiento declarativo (ordinario o verbal según la cuantía) y por lo tanto se deberá acudir a juicio, presentando las pruebas que las partes consideren oportunas para defender su postura.

La demanda de juicio declarativo por reclamación de cantidad consiste en un procedimiento en el cual según la cuantía por la que se litigue será ordinario (más de 6.000,00€) o verbal (menos de 6.000,00). En este tipo de procedimiento hay que presentar demanda a la que la parte contraria la contestara y se señalara un día para la vista.

Las ventajas del monitorio consisten en que es más rápido que presentar una demanda al uso, pero no obstante también tiene ciertas desventajas. En el procedimiento monitorio debe notificarse de la petición inicial de monitorio al deudor de manera fehaciente y no se permite que se le notifique por edictos y declararlo en rebeldía como ocurre en la reclamación de cantidad. Por lo tanto, puede ocurrir que si el deudor no recoge la notificación  y no haya forma de notificarle el procedimiento se llegue archivar.

Este despacho es más partidario de utilizar La demanda de juicio declarativo por reclamación de cantidad ya que sabemos que sabemos que pase lo que pase conseguiremos llegar al final del mismo y el cliente obtendrá un título judicial para poder hacer efectivo sus derechos de cobro del deudor.

Este procedimiento comienza con un buro fax  en el que se solicita de manera extrajudicial al deudor la cantidad debida dándole un plazo máximo de 7 días para abonar o se emprenderán las acciones judiciales oportunas.

Los intervinientes en la demanda dependen de la cantidad de dinero que se reclama:

  • Si la cantidad se encuentra entre 0€ y 1.999,99€. NO ES NECESARIO ACUDIR CON ABOGADO Y PROCURADOR, por lo tanto la demanda la firma el cliente pero se detalla que será asistido por abogado en la vista.
  • Si la cantidad supera los 000,00€ ES NECESARIO CONTRATAR PROCURADOR DE LOS TRIBUNALES profesional independiente a los abogados.

 

Si la cantidad supera los 6.000,00€ nos encontramos ante un juicio ordinario  por lo que una vez presentada la demanda y contestada por la parte contraria se cita a las partes a una audiencia previa  que es un trámite procesal a la que acuden las representaciones  procesales y los abogados para presentar el caso, acotar lo discutido y proponer prueba. Si la prueba consiste solo en documental quedara visto para sentencia. Si existe algún tipo de prueba se señalara un día para la práctica de la misma y luego quedara visto para sentencia.

Si la cantidad no supera los 6.000,00€ nos encontramos ante un juicio verbal y tras la demanda y la contestación aquí no hay audiencia previa y se fija una fecha para la vista donde se despachara todo.

 

Si tiene alguna duda sobre este tema no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *